MÉTODOS DE APRENDIZAJE DE AVANZADA

Y DESARROLLO INTELECTUAL

 

  

Hay que reconocer que el mundo del conocimiento está cambiando y no nos damos cuenta. Las reglas de juego de ayer, ya no sirven hoy. En las escuelas y universidades continúan con una metodología de enseñanza obsoleta creada hace mas de cien años. La enseñanza reglada no satisface las necesidades que desde hace tiempo las empresas demandan en el ámbito laboral.

 

Antes de la revolucion industrial se editaba un libro cada mucho tiempo. Hoy, con la cantidad de editoriales e internet el conocimiento se dobla cada doce meses y, a partir del año 2012, la previsión es que se doble cada ochenta días. Ello determinará una aceleración en el proceso de cambio, lo cual significa más transición y crisis más frecuentes. Por lo tanto, tenemos que cambiar nuestros paradigmas y aprender a obtener entusiasmo no de la estabilidad, sino del cambio, no del status quo, sino de la innovación.

 

Para mejorar hay que cambiar de actitud pero también de aptitud. Una mejora de la actitud únicamente no conduce a la transformación. Tampoco una mejora de la aptitud en si misma garantiza el éxito en dicha transformación.

 

Lo cierto es que si nada hacemos, no mejoramos. Y lo que no mejora, empeora. Para mejorar hay que cambiar hábitos, estrategias, los inputs personales. Hay que eliminar los muchos condicionantes mentales de que disponemos en virtud de nuestra propia cultura y mentalidad.

 

La transformación exige un previo proceso de reforma interior personal, una reestructuración a fondo de nuestro proceso de autoformación. Exige, en definitiva, una reelaboración interior personal. Exige la permanente actualización de nuestra capacidad de percepción y aprendizaje de nuevas herramientas o la reinvención de las mismas.

 

En un mundo con cambios tan acelerados, la información disponible supera ampliamente la capacidad tradicional para su recepción, procesamiento y asimilación. Todo ello genera una fase crítica de estrés, producida por tareas que implican una atención intensa o prolongada y que generan agotamiento físico y mental. Como no se aprende a utilizar la mente, se adolece de métodos de aprendizaje y de pensamiento estratégico. La carencia de dichos métodos conlleva al no aprovechamiento de la capacidad creativa del cerebro y por lo tanto a la utilización de la fuerza bruta.

 

Adaptarse es la clave. Los métodos de aprendizaje avanzado y desarrollo intelectual consisten en técnicas que aumentan el rendimiento intelectual de cualquier estudiante, empleado, profesional o ejecutivo y se sostienen en los seis pilares temáticos que se detallan a continuación:

 

Lectura rápida comprensiva 
En los diferentes campos del saber, la novedad de hoy se transforma en el conocimiento obsoleto del mañana. En la nueva era de la información, mientras el día sigue teniendo 24 horas, la creación de textos crece geométricamente y las habilidades lectoras del se humano se mantienen constantes o bien disminuyen. Estos tiempos de cambio acelerado, requieren una actualización permanente para sostener el nivel competitivo. Mediante este método rápido y efectivo se logra, como mínimo, cuadruplicar la velocidad de lectura comprensiva con el valor agregado de una mayor concentración. 

 

Desarrollo de la memoria y la concentración 
No existen buenas o malas memorias, todo depende de su organización. El método que proponemos, produce una retención profunda que se optimiza al combinar la asociación de ideas propia del hemisferio izquierdo del cerebro con la producción de imágenes mentales predominante del derecho. Ante la multitud de estímulos que se perciben, es necesario dominar un método que permita seleccionar lo esencial y descartar lo accesorio aplicando técnicas de concentración. La interacción entre estas herramientas, permite desarrollar la máxima calidad en el proceso intelectual con el mínimo esfuerzo. 

 

Oratoria y redacción 
Tanto en el estudio como en el trabajo son múltiples las situaciones en las que se comunica con fines persuasivos: exámenes, reuniones, negociaciones, entrevistas, debates, conferencias, etc. Saber comunicar es el medio fundamental para obtener resultados. A ninguna persona se la juzga por lo que es o por lo que sabe sino por lo que manifiesta. Ningún receptor puede ingresar en forma directa a la mente del emisor para examinar sus virtudes, intenciones o conocimientos. Por lo tanto, es necesario progresar en dos direcciones. Una interior, el auto conocimiento de las capacidades expresivas y saberes, para potenciar las fortalezas y convertir los defectos en virtudes. Otra exterior, para canalizar los recursos hacia objetivos concretos ya que toda comunicación es tanto una posibilidad de éxito-oportunidad, como fracaso-amenaza. 

 

Inteligencia aplicada
Los problemas son el verdadero motor de la inteligencia mientras que el pensamiento es el instrumento para su resolución. Una vida sin problemas carece de estímulos. Mediante una metodología diseñada para desarrollar las habilidades de observación, transformar los problemas en oportunidades, coordinar la creatividad para generar ideas con las estrategias para llevarlas a la práctica se ingresa en el mundo dinámico de los proyectos como una forma efectiva de protagonizar la revolución tecnológica en el mundo del trabajo. Esta nueva propuesta supera el sesgo enciclopedístico de la educación formal bajo el concepto de que aprender es también obtener resultados.

 

 

Fuente: Dr. Horacio Krell - Director Fundador de ILVEM INTERNACIONAL